Póvoa de Varzim, la ciudad de los azulejos azules

Con casi 100.000 habitantes y una superficie de unos 80 kilómetros cuadrados, Póvoa de Varzim se  ha convertido en uno de los principales destinos vacacionales de la costa portuguesa, y en la primera parada de nuestra Ruta.

Moderna, animada y dinámica, la ciudad costera portuguesa fue, sin duda, diseñada para las personas. Y así lo demuestran sus 1.900 metros de carril bici, la disposición urbana de su puerto pesquero, o los esfuerzos de sus habitantes en valorizar la ciudad cuidando cada detalle.

Nada más atracar en su puerto, nos encontraremos con los bonitos murales de azulejos azules de su puerto, que representan su historia, escenas de la vida cotidiana de sus habitantes, y sus más ilustres personajes.

A unos 20 minutos, la Plaza de Almada, dónde se encuentra el ayuntamiento, e importantes monumentos como la Picota, un templete de música o el Monumento a Eda de Queirós.

Póvoa de Varzim es una ciudad que se presta a callejear y conocer sus más históricos secretos. Se presta a gozar de la belleza de elementos arquitectónicos como la Torre del Reloj, la Iglesia de San Pedro, o su bonita fortaleza que años atrás sirvió de refugio a sus habitantes. Se presta a disfrutar.

Está claro que nuestros peregrinos marineros no tendrán tiempo para aburrirse en esta primera parada, y que la Ruta do Cabaleiro estará este año cargada se sorpresas.

 Fotografía de Turismo do Porto e Norte de Portugal

Fotografía de Turismo do Porto e Norte de Portugal